Calidad y Desarrollo Continuo

Las continuas mejoras de diseño han redundado en una tecnología de flotación de alta disponibilidad, larga vida útil de los componentes y bajos costos operacionales.

20 años de desarrollos

Las primeras celdas Jameson introdujeron grandes mejoras en las columnas pese a que fue necesario incorporar nuevos afinamientos para generar una tecnología que trabajara permanentemente en condiciones operacionales demandantes. El personal de operaciones e ingenieros de Glencore Technology han trabajado con usuarios de la Celda Jameson durante 20 años para mejorar la solidez y confiabilidad de la celda Jameson. Dos décadas de extraordinarios avances han culminado en el último modelo, la celda Mark IV. La Celda Jameson Mark IV incluye:

  • Sistema de recirculación de alimentación para asegurar la operación estable de la celda y del downcomer manteniendo un desempeño óptimo independiente de las fluctuaciones en la alimentación.
  • Orificio del lente de pulpa de escaso desgaste y alto coeficiente de descarga.
  • Boquilla de alimentación flexible que permite inspecciones rápidas y sencillas y un alineamiento preciso del chorro de inmersión para maximizar el rendimiento metalúrgico.
  • Mejor sistema de agua de lavado sobre la espuma o en la espuma.

Evolución de los downcomers

La incorporación del downcomer Mark III en el año 2000 permitió reducir a la mitad el número de partes del downcomer y relocalizó todas las partes que requieren mantenimiento en el exterior del downcomer lo cual facilitó y agilizó el acceso a los prestadores de mantenimiento. El downcomer Mark IV está formado por dos componentes principales: el lente de pulpa y la válvula AISE.

El lente de pulpa

Las placas de cerámica originales del orificio de pulpa fueron reemplazadas por un lente de pulpa en el downcomer Mark III. Algunos de los beneficios fueron un ángulo más plano para la entrada de pulpa que optimizó el flujo y maximizó la vida útil de los componentes, un alto coeficiente de descarga que redujo la potencia de la bomba de alimentación en casi 10-15% y un mejoramiento en la formación del chorro de pulpa que redujo las salpicaduras, mejoró el vacío y aumentó el arrastre de aire. Además, la ubicación del lente de pulpa vs. la placa del orificio se tradujo en un aumento del largo efectivo del downcomer mejorando, así, el tiempo de residencia en la zona de mezclado las razones aire:pulpa.

Desde el punto de vista del mantenimiento, el lente de pulpa es menos propenso a romperse y muchísimo más fácil de reemplazar que las placas del orificio. Hoy día, un problema de obstrucción y necesidad de reemplazo de un lente se puede resolver en 10 minutos y “sobre la marcha”. El downcomer en cuestión se desconecta, el lente de pulpa se retira y se limpia o se reemplaza y el downcomer se vuelve a conectar.

La válvula AISE

La incorporación de la válvula propietaria para la aislación de aire y eliminación de lodos introdujo la aislación automática de aire al momento de detener el downcomer. Esto elimina la acumulación de pulpa en las líneas de aire y reduce el desgaste y bloqueo de dichas líneas.

El Lente de Pulpa
Resumen modelo Mark IV